jueves, 11 de junio de 2015


cuando compartes algo con otra persona... 
tienes más, mucho más...

porque en ese momento creas un vínculo de emociones, 
de afecto, de sensaciones... 
transmites lo que tú has vivido, sentido, disfrutado, reido, compartido con otros...
le ofreces tu instante, tu momento, tu infinito, todo tú...

cuando alguien comparte algo contigo... 
tienes más, mucho más...

la fortuna de recibir su instante, su momento, su infinito,  todo él...
y entonces sabes que has estado allí, 
que has vivido ese momento, 
con sus risas y miradas, 
con toda la complicidad que cabe en un instante, 
con la felicidad encerrada en una breve carcajada, 
en una inmensa sonrisa...


a partir de entonces para ambos se crean dos recuerdos, 
el de lo compartido y el del hecho que lo hizo posible...

se genera la certeza de que
compartir es tan extremo como amar,
de que compartir es un acto extremo de amor...

para tí Dani R. por compartir... gracias!

No hay comentarios: